Viajera del tiempo. Reparar y reconquistar el terreno perdido a causa del fuego es una labor que requiere paciencia, medios y tiempo

0
91

Viajera del tiempo

Reparar y reconquistar el terreno perdido a causa del fuego es una labor que requiere paciencia, medios y tiempo

Por Mariana Navarro

Son muchos los estudios que han manifestado que la racionalidad económica ha sido la principal causa de la crisis ambiental, crisis que se ha manifestado no solamente en el deterioro del medio ambiente del mundo, sino también en la pérdida de pulmones de las grandes ciudades.

El nuevo cambio de paradigma coloca ahora el punto de mira en la importancia de preservar un medio ambiente habitable para las generaciones venideras. Los bosques en cualquier parte del mundo
cumplen varias funciones turísticas:

– Son un «sistema ecológico de soporte del punto turístico».
–Son una «fuente de recursos naturales y energía del sitio».
– y son una “fuente de recursos turísticos directos no transformados, como el paisaje, la biodiversidad
y la calidad ambiental del sitio turístico a visitar”.

Pero parece que la crisis ecológica y turística no importara. No lo digo yo, lo dicen los hechos .

El sitio turístico del Bosque de la Primavera ha sido blanco de quemas ocasionadas (o no) por la mano del hombre.

No está en mí ni en usted juzgarlo , pues no somos bajo ninguna circunstancia la mano acusadora .Saber si son ocasionados o no, le competen a la autoridad, averiguar y castigar a los
responsables de estos ecocidios ambientales y turísticos también corresponde a las autoridades
competentes.

Lo que sí está en usted o en mi , es informarnos sobre qué hacer luego que el misterioso enemigo, (humano o no), ya arrasó con gran parte del bosque.

Es nuestro derecho tener un pulmón de oxígeno en la ciudad y es un derecho humano poseer zonas de sano esparcimiento, aunado que es nuestro deber cívico ayudar en las contingencias ambientales para ser parte de la solución y no del problema.

Por redes sociales ya están corriendo mensajes que aseguran que hay un cobro por asistir a la reforestación del Bosque de la Primavera, los mensajes enviados están contradiciendo a las ayudas en junio para auxiliar a que el pulmón de guadalajara no muera.

La población Tapatía entonces se confunde sobre qué hacer y qué si es lo correcto o no hacer para ayudar al bosque, entonces. ¿Qué hacer después de un incendio?

Ante la desinformación, informarse.
El fuego ha sido durante millones de años un elemento más de la naturaleza. Su acción ha configurado la vida y ha obligado a adaptarse a muchas especies vegetales, las llamadas especies pirófitas, que con
el tiempo han desarrollado mecanismos de defensa y renovación.

El protocolo a seguir para regenerar los bosques quemados:
El Centro de Investigaciones sobre Desertificación Español, de la Universidad de Valencia, uno de los más reconocidos a nivel internacional, sigue una serie de protocolos luego de incendios forestales que son aplicables en cualquier parte del mundo:

En las primeras etapas habla de recuperar el suelo y que antes de iniciar cualquier tarea se debe realizar un estudio exhaustivo de las zonas afectadas.

También señalan que debe existir Limpieza de lo quemado como una fase fundamental del proceso de
recuperación, proceso para el que es necesario ser un especialista, pues advierten que unos ojos inexpertos pueden ver un árbol totalmente quemado que en realidad mantiene el interior y las raíces
intactas y capaces de recuperarse.

Como siguiente etapa señalan el barbecho refiriéndose a que debe dejarse que el terreno evolucione de manera natural, pues como expertos recomiendan dejar pasar un plazo de dos años antes de iniciar
cualquier tarea de repoblación.

Finalmente la universidad de Valencia afirma, que los bosques deben recuperarse y recobrar su fertilidad por sí mismos.

Pareciera pues que luego de estos consejos, poco o nada podemos hacer, sin embargo existe un protocolo también estipulado para ayudar y no dañar al bosque de la primavera. ¿Qué puedes hacer usted para auxiliar a los bosques quemados?

NO PISAR LAS ZONAS AFECTADAS
Después de un incendio, lo más urgente es proteger el suelo y aminorar su erosión. Por eso, las instituciones públicas, los bomberos y las organizaciones ecologistas advierten que no se debe pisar las
zonas incendiadas ni circular con vehículos motorizados hasta recibir autorización.

SEGUIR LA PLANIFICACIÓN DE LAS AUTORIDADES MEDIO AMBIENTALISTAS
Reforestar las zonas calcinadas no es una labor inmediata, sino que requiere “establecer calendarios realistas”, que deciden qué medidas llevar a cabo para repoblar el bosque y en qué plazos, atendiendo a la naturaleza del incendio y a las características del terreno.

“Una buena intención no tiene por qué tener buenos resultados”
Si usted como yo está ansioso por hacer algo , lo mejor es esperar que sanen las heridas del Bosque y lo dejemos descansar. Esto en referencia a las iniciativas ciudadanas que piden acudir a las zonas quemadas en junio para
plantar semillas tras los recientes incendios en el bosque de la primavera.

Aunque nos duela, el querer en estos momentos auxiliar al bosque, por parte de personas inexpertas puede ser contraproducente para la reforestación.
La explicación es sencilla: los métodos tradicionales de siembra son poco efectivos para la recuperación del bosque, ya que tras un incendio el suelo no es capaz de retener el agua y no está en condiciones para lograr realizar el milagro de la vida.

Las buenas noticias
¿Qué hacer entonces?
Dentro de todo el contexto un tanto de desesperanza, queda a sumarse a iniciativas como change.org en donde se solicita que en los terrenos incendiados no se permita nunca el cambio al uso de suelo
Quizás así usted y yo, logremos que se logre el respeto a la vida y puede surgir nuevamente con más fuerza el precioso bosque de la primavera, por nuestro medio ambiente , por nuestros bosques, firmemos ahora.

Dejar respuesta