¿Y los 50 centavos qué?

0
158

¿Y los 50 centavos qué?

Por Pablo Carranza

Subí al camión urbano ruta 604 (que ahora tiene otras letras, diagonales y números para complicarle las cosas a la gente, faltaba más) y que cobran 9 pesos con 50 centavos, que se depositan en una urna electrónica dizque moderna, aunque el boleto te lo sigue dando el chofer.

Noté tres cosas: una, que no te acepta monedas de 50 centavos nuevas, solo las viejitas, lo que va contra la Constitución Mexicana (es ilegal). Dos, que si te tardas como diez segundos en echar los pesos se resetea, se queda con lo que ya depositaste y tienes que volver a echar los 9.50 (es tramposa). Y tres, que la mayoría de la gente de plano echa una moneda de 10 pesos y no les da cambio. No los engaña, porque hay un letrero que dice “esta máquina no da cambio”, pero sí les roba. El boleto dice 9.50. (es ladrona).

Y esos camiones (de esa ruta y otras, como la 634) ya tienen como 5 meses con ese esquema de cobros y yo me pregunto: ¿Cuántos cincuentas centavos se echan a la bolsa los concesionarios, sin tener que reportarlo ni a Hacienda? Millones de pesos, sin duda. Y entonces pienso: el gobierno de Jalisco no ve o se hace como que no ve y deja que el pulpo camionero se siga enriqueciendo más, robando al pueblo (literal), tanto en el cobro como en el no declarar impuestos de este excedente. ¿O si declaran? ¿Hay un mecanismo para detectar esos miles de tostones que les caen a la bolsa y no se registran? ¿O se los reparten en lo oscurito? ¿Quién maneja las Rutas-Empresas?

Señor Alfaro, ya sé que los que escribimos en medios de comunicación le caemos gordos, pero pues dele una explicación a la ciudadanía. No crea que la gente no se da cuenta.

Y hablando de mal gobierno, les comento: hay contenedores en algunas esquinas de la zona centro de Guadalajara para separación de basura, muy bien hechos. Enterrados varios metros y herméticos, para depositar papel y cartón, vidrio, plástico, etc. Todo bien especificado y que se ve costaron mucho dinero. Mi hijo de primaria organizaba la separación en casa y cada cuándo iba a esos contenedores para la distribución correspondiente, por iniciativa propia. Pero cuán grande fue su sorpresa el día que atestiguó cómo el camión recolector sacó los enormes recipientes y ¡los vació todos juntos, revolviéndolo todo! Oh, desilusión. Lo único que mi hijo dijo fue “que se vayan al diablo”.

Hace mucho, cuando yo era niño, lo primero que mi madre hacía al levantarse era barrer la calle porque decía que pasaba el inspector y nos multaba. Y los vecinos hacían lo mismo. No sé si eso de la multa era cierto o no, pero la verdad es que la limpieza de la ciudad era cosa de principios que nos inculcaron nuestros padres y abuelos. Los ciudadanos sí asumimos nuestra responsabilidad, pero cuando no tenemos un buen gobierno que marque directrices y solo hace tonterías como eso de los contenedores “simuladores” de separación de basura, estamos en la calle…y calle sucia, además.
Por eso dicen que Ismael del Toro está dormido, porque Guadalajara no camina.

Dejar respuesta