Dádivas hoy, votos mañana

0
66

Dádivas hoy, votos mañana

Por Manuel Gutiérrez

Andrés Manuel López Obrador, invierte en futuros votos. El Estado Benefactor arranca con un 73 por ciento de aprobación de los mexicanos, con la inclusión de 23 millones de beneficiarios de prestaciones sociales que incluyen a personas de la tercera edad y llegan a los jóvenes con 9 millones. Por eso es tan amado y popular, ahora.

El programa se realizó por medio de un instrumento partidista “Servidores de la Nación” que indagan, capturan datos de la credencial electoral, y tienen el supremo don de agregarte en la lista de los que recibirán el beneficio. Las personas esperan incrementos en las partidas, repeticiones constantes y puede ser bajo la coyuntura política que obtengan ese beneficio deseado. De hecho, se movilizaron para apoyarlo si Alfaro lo confrontaba en su reciente visita y también para “que les dé más”.

Pero esa prestación coloca a los futuros procesos electorales bajo una desventaja total en relación a Morena, serán votos adquiridos en espera de la conveniente reciprocidad electoral, lo que dará al traste a la convocatoria en México. El voto quedaría cortado, asegurado con el presupuesto nacional. Ya no serán votos por despensa, o votos por 500 o mil pesos, será una erogación que le brindarán las quince gubernaturas que se jugarán en este año y el 2021.

Actualmente AMLO tiene previsto que el padrón electoral mantenga esos 30 millones de votos con que ganó el 53 por ciento de la votación de 86.6 millones de mexicanos. En el Congreso, tiene una mayoría del 62.8 entre los disputados 54.7 entre los senadores, lo cual para conservarse desde ahora se toman medidas preventivas claves para AMLO. Su padrón particular o censo del bienestar como prefieran denominarlo, se elaboró por 20 mil encuestadores arrancando desde octubre del 2018.

El presupuesto de Egresos ha asignado la cantidad de 191 mil millones de pesos para los programas sociales en tanto que en 2021 se estima que habrá 89.4 millones en edad de votar.

El programa de Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, es de 100 mil millones de pesos, para 9.78 millones de personas, que recibirán siendo mayores de los 68 años (indígenas 65 años) 2,550 pesos (antes 1,160 en el sexenio anterior) suman a los jubilados del ISSSTE y de IMSS que sumarán el 10.9 del padrón. Antes excluidos porque ya gozaban de un techo institucional protector, pero se quieren sus votos.

Tentativamente, este programa compromete la equidad entre partidos, ya que su aportación distorsionará el voto. El Programa Construyendo el Futuro, con 44 mil 300millones de pesos, ira a los jóvenes que ni estudian, ni trabajan, son 2.3 millones de jóvenes que recibirán 3,600 pesos mensuales, el resto será para estudiantes universitarios o de educación superior, que recibirán 2,400 pesos mensuales, los votantes de entre 18 y 19 años de edad, serán el 2.9 del padrón.

La futura Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, representan 17 mil 280 millones de pesos, para 5.24 millones de estudiantes, que tendrán 800 pesos mensuales, en el 2021, ellos serán el 5.9 por ciento de todo el padrón.

El programa de pensión para personas con discapacidad permanente costara 8 mil 500 millones de pesos, y se plantea que tendrá unos 7 millones de inscritos, lo que suma el 4.5 restante del padrón electoral.

Habrá que sumar las 400 mil personas, de los programas Sembrando Vida, y Tandas del Bienestar, el primero con 15 mil millones de pesos, el segundo 6 mil millones d pesos, para un millón de pequeños negocios. Sumemos los programas de precios de Garantía a Productos Alimentarios, y el de Colonias Marginadas, con 6 mil millones el primero y 9 mil millones el segundo, sumando los mil millones del programa Universidades para el Bienestar y Prospera, con 62 mil millones, y dos millones de trabajadores estimados que pasaron a recibir el incremento del salario mínimo de 102.68 pesos diarios (176.72 en las fronteras).

La carga al erario puede sumar a los futuros guardias nacionales cuyo sueldo de 26 mil pesos, será para los 50 mil integrantes de esa fuerza.  Contrariamente a su prédica AMLO ofrece soluciones de dádivas asistenciales, no a resolver el problema estructural de la generación de la pobreza. No se da trabajo, se ofrecen subsidios gratis.

Todo se atribuye al Señor Presidente, por eso cancela los programas asistenciales para mujeres o niños, en que no se nota la mano que otorga y que después te pedirá su voto.

Ciertamente esto asegura la permanencia en el poder, la extensión del proyecto, pero no el crecimiento económico, el empleo, o la creación de patrimonio nacional, ni productividad para el consumo interno, la eficacia del sector oficial en PEMEX y CFE, la manutención de un desarrollo y de obras públicas algunas polémicas como el trío aeroportuario o el tren maya. Por eso se redujo el fondo de 24 mil millones para el turismo, porque es más necesario tener clientes.

La recaudación se destinará a esos 23 millones de nuevos privilegiados en detrimento de los 120 millones teóricos ciudadanos mexicanos que deben generar impuestos para que mantengan esas aportaciones generosas en el programa más grande de caridad pública que se tenga en la vida de México. La clase media es la directamente se verá más hostilizada en sus aspiraciones y emprendimientos.

Pero el empleo, la inversión, la confianza, no crecen igual, lo interesante va a ser el punto en que la erogación tenga que ser sufragada con ingresos. La gasolina no va a bajar, en principio, de hecho sube. Los costos de energía y faltan los recursos para sus megaproyectos nacionales, todo ello contribuye a crear la paradoja del populismo, es bien recibida en su inicio, por su generosa donación, pero la realidad y la economía enseñan que de la nada, nada se hace y la inflación, devaluación se redirigirán por el alto costo de la caridad oficial a cambio de votos y lealtades. No estamos produciendo más que súbditos leales, chairos a sueldo.

¿Qué programa podrá generar al gobierno lo suficiente para salir adelante a estos compromisos? A mediano plazo hasta el 2021 la burbuja seguirá atrayendo el amor por el presidente, cuando la economía se refleje en otros indicadores, -como ha pasado en Venezuela, cuyos apagones parecen ser ya el colmo, y en todos los países con utopías similares- vendrá otra faceta, pero tendrá a 23 millones de fieles, que no estarán dispuestos a renunciar al dinero gratuito. El Estado se ha convertido entonces en el gran proveedor de los jubilados, de los jóvenes fracasados de México, o seguidores de sus universidades gansito, a los que privilegiará como ciudadanos preferentes, los demás serán fifís como Denise Dresser o el Diario Reforma, que han osado criticar al emperador y su ambición política inexorable, perpetuarse.

Fuente: NEXOS. MARIA AMPARO CASAR, investigadora del CIDE y presidente de mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. “El Gran Benefactor” 01 de marzo del 2019.

 

Dejar respuesta